Blogia
NUEVE FRANJAS Y UN SOL

PARLAMENTARIOS URUGUAYOS

JAIME M. TROBO (Partido Nacional)

JAIME M. TROBO (Partido Nacional)


TEMAS DE INTERÉS

TRATADO DE 1870
VOTO DESDE EL EXTRANJERO
 
CUIDADO DE ACUÍFEROS URUGUAYOS

 


Internet ha generado tal  revolución en las costumbres de la humanidad que seguramente dentro de algunas décadas se hable de un antes y un después.

A pesar de que hay muchas personas que pudiendo acceder a los beneficios de Internet (que son muchos, créanlo, muchos más que los desuellos que tanto promocionan sus detractores), se empecinan en continuar como si vivieran a mediados del  siglo XX; cada segundo somos más los que integramos un mundo en el que podemos decir con propiedad que dejaron de existir las distancias.

Desde nuestro hogar en España nos introducimos en el Parlamento uruguayo y nos beneficiamos con la disposición demostrada por muchos de sus miembros, a integrarse en el ámbito  de las nuevas tecnologías.

Formamos  parte de una generación que considera a la ciber-prensa como el periodismo por excelencia del futuro y en este futuro-presente se modifican muchas costumbres,  y surgen como rutinarias las entrevistas vía Internet.

Poco a poco iremos revelando cuáles de nuestros Representantes se han subido al bus  de la modernidad, tarea que implica que primero los localicemos.

Lo haremos porque es imprescindible que la clase política uruguaya vaya teniendo en cuenta que el Uruguay de hoy tiene 20 departamentos: los 19 de siempre y el nuevo que ha crecido fuera de sus fronteras y en el que habitan, según  estimación, unos 300.000 uruguayos.

Trescientos mil compatriotas para los que su país puede acercarse, a tan sólo un click de ratón.

En este nuevo contexto hoy llamamos al despacho del Diputado Jaime Mario Trobo (Herrerismo), Presidente de la Bancada de Diputados del Partido Nacional, al que consultamos como  miembro de la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados, primero sobre un tema  que quita el sueño a miles de uruguayos radicados en España y a otros muchos que ven este país como destino de una próxima emigración: el Tratado de Reconocimiento, Paz y Amistad de 1870 y en segundo lugar respecto a una vieja aspiración de los uruguayos en el exterior: el voto consular.

TRATADO DE 1870

Sobre el Tratado de 1870 conocemos el manifiesto interés que ha llevado al legislador nacionalista a promover con éxito entre sus pares del Congreso de Diputados de España, la aspiración uruguaya de reconocimiento del mismo por las autoridades españolas. Hemos publicado ya varias entrevistas suyas sobre este tema.

PREGUNTAMOS- Diputado Trobo: ¿Han surgido novedades desde nuestra última conversación y de ser así (o no), cuáles y con qué consecuencias?

TROBO- No han surgido novedades en el correr del último mes. La información mas reciente tiene que ver con la reunión de la Comisión de Alto Nivel que se disparó gracias a la gestión que realizamos con la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados de España, la comprensión de todos los grupos parlamentarios españoles y especialmente la actitud del Partido Popular que posibilitó el tratamiento del tema.

Con posterioridad a aquella reunión la Cancillería de Uruguay dispuso que nuestros consulados llevaran adelante una “encuesta” de la cantidad, ubicación y situación de nuestros compatriotas emigrantes; el resultado pueden evaluarlo las autoridades de la Cancillería, o el denominado Departamento 20. En que medida esto puede contribuir a la solución del tema no sé.

De todos modos hasta ahora se ha avanzado poco y me preocupa que la costumbre a un ritmo pesado de las negociaciones vuelva al punto cero en el que estaban sobre fines del 2005.

PREGUNTAMOS- A título personal y si bien en la actualidad un poco utópicamente, aunque la realidad es que lamentablemente  España vuelve a estar en un punto crítico en el desarrollo de acontecimientos importantes y no siempre positivos,  le pregunto ¿si en un futuro ignoto  los españoles iniciaran otra emigración hacia nuestro país, como cree usted que se validaría en esos momentos el Tratado de 1870?

TROBO- Bueno, Uruguay es respetuoso del Derecho Internacional, y en ese plano las primeras obligaciones devienen de las que surgen de los que tienen carácter bilateral. Cuando Uruguay firma un acuerdo, recibe y ofrece garantías de cumplimiento, la base de las buenas relaciones es el cumplimiento de los contratos.

Con España tenemos muchos acuerdos, no sólo el de 1870, y los cumplimos como corresponde, así que en relación a la inmigración española, si existiese hoy en día no dudo cual sería la actitud del Estado Uruguayo de respeto indudable a los términos del Tratado.

Esta última respuesta ratifica el acatamiento de los uruguayos a las Leyes y Tratados Internacionales. La esperábamos y le damos nuestro beneplácito pero la que no hubiéramos deseado es la primera.

La contestación que se nos ha dado no es la deseada, pero no podemos decir que nos ha tomado por sorpresa.

Opinamos cuando se realizó la reunión a la que hace mención, que el representante uruguayo en la misma, no había colmado las expectativas que se habían puesto en él como negociador.

Como nos dice Jaime Trobo, la evaluación deben hacerlas las autoridades de la Cancillería pero resulta que tal vez, y digo que quizás, porque me resultaría absurdo verlas allí, aún estén entre los que han perdido el bus de la modernidad en materia de comunicación. En una semanita sabremos si el vigésimo departamento es algo más que un nombre de mercadeo para el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay.

No es un secreto que muchos uruguayos que consideran la posibilidad de reclamar ante el Gobierno español a través de demandas judiciales, se ven impedidos de hacerlo –lo han denunciado reiteradamente- por el costo de éstas y porque si bien al presentarlas, no pueden ser expulsados de España, tampoco son autorizados a trabajar hasta que no se resuelven (generalmente en forma positiva), pero el tiempo que lleva la tramitación, hasta 2 años en algunos casos incluso bastante más, les quita cualquier posibilidad de acción.

La PREGUNTA que muchas veces nos han hecho como reclamo es ¿porqué el Gobierno uruguayo o alguna institución en concreto no realiza una demanda genérica  (o conjunta para un grupo considerable de compatriotas) para que la vigencia del Tratado de 1870 y los derechos implícitos en él sean consolidados por los Tribunales españoles?

TROBO- Uruguay, la Cancillería debería hoy tener un asesoramiento jurídico de alto nivel en España en apoyo a la demanda que se tramita en el Tribunal Supremo. Parece que se espera que nos den la razón por que sí, pues no se ha movido ni un pelo para tener apoyo técnico jurídico, lo que en cualquier juicio o demanda, en cualquier lugar del mundo es imprescindible para no llevarse sorpresas.

He insistido permanentemente en este temperamento, lo he hecho en el Parlamento de nuestro País, lo he conversado con varios funcionarios del Gobierno de Uruguay del mas alto nivel, lo he escrito en cartas a distintos niveles, pero parece que no hay interés ó no hay convencimiento de que valga la pena.

Este sería el mejor procedimiento a mi juicio en apoyo de nuestros compatriotas que demandan judicialmente el cumplimiento del Tratado.


 Estamos plenamente de acuerdo, vivimos diariamente la angustia de cientos de uruguayos que se sienten amenazados día a día con la  expulsión.


VOTAR DESDE EL EXTRANJERO

Creemos que por más visitas y promesas que se hagan (y olviden) a las Asociaciones de uruguayos,  si el segundo tema de nuestra entrevista al Diputado del Partido Nacional Jaime Trobo llegara a concretarse, las reclamaciones de los habitantes del vigésimo departamento de nuestro país serían mejor atendidas desde que la solución a sus problemas se verían reflejados en el resultado electoral.

Voto consular o voto por correo o quizás otro sistema que permita a los uruguayos que viven en el exterior poder intervenir en la elección del gobierno de su país.

Es un viejo reclamo de los uruguayos en el extranjero.

Somos una colonia que conformamos una fuerza de ingresos por remesas (divisas) muy importante a pesar de ser  ‘un mucho’ desconocida para los mismos uruguayos, pero que no tenemos derecho a ejercer el voto en nuestro propio país.

PREGUNTAMOS- ¿Cuál es la posición del Partido Nacional y del Herrerismo respecto a conceder a los emigrados uruguayos la posibilidad de votar en las elecciones nacionales uruguayas?

TROBO- Creo que en este tema hay que abrir el análisis. El Partido Nacional fue históricamente el defensor del sufragio, el Herrerismo ha sido la vanguardia partidaria en muchos temas y en este debe serlo.

Me pronuncio a título personal, pero me consta que muchos dirigentes del Partido piensan conmigo que debe discutirse y llegar a un punto en el que sin que el voto pierda las características de secreto que tiene hoy bien resguardadas, el voto consular es una opción muy buena; estoy de acuerdo con la implementación del voto consular para las instancias nacionales.

Naturalmente habrá que resolver la cuestión del voto emitido para el parlamento, en el caso del Senado no habría problemas, no obstante en el caso de Diputados hay que resolver en que circunscripción se votará, puede ser en una nueva quizás.

PREGUNTAMOS- Por otra parte muchísimos uruguayos tienen vencida (por ausencia) la Credencial Cívica, documento que es necesario renovar en el país. ¿Se ha tenido en cuenta esta situación?

TROBO- Este es un tema instrumental, podría resolverse, naturalmente creando recursos extraordinarios para la ocasión, como se hace con los pasaportes, en definitiva la Corte Electoral cuenta con todos los antecedentes celosamente guardados.

Y seguro que si se lo propone encontrará la forma,  porque como ciudadanos naturales del Uruguay estamos pidiendo que el Artículo 77 de nuestra Constitución tenga total validez para todos los uruguayos, vivan en cualquiera de los ‘veinte’ departamentos de nuestro país.
Todo ciudadano es miembro de la soberanía de la Nación; como tal es elector y elegible en los casos y formas que se designarán.
El sufragio se ejercerá en la forma que determine la ley

 

EL AGUA

El tercer tema tomó un poco de sorpresa a nuestro entrevistado pero, seguro que, si se da una vueltecita por http://www.uruguayinforme.com/news/07042006/07042006_gravera_agua.htm
pondrá, también en este asunto,  ojos abiertos y mente alerta.

PREGUNTAMOS- Diputado, voy a hacerle una consulta sobre un tema que creo no haber visto tratado en el Parlamento ni en las propuestas políticas de los distintos partidos. Usted me corregirá si me equivoco.
Se trata de la defensa de nuestros recursos hídricos y en especial del Afluente  Guaraní.

-¿Es consciente la clase política uruguaya de que el país tiene una riqueza increíblemente codiciada como es el agua?

-¿Está Uruguay controlando de alguna manera que no se comercialice ni se deprede su caudal por parte de nuestros ‘socios’en  la posesión  del Afluente Guaraní.

-¿Qué medidas está tomando Uruguay en la protección de sus recursos hídricos (de cara a las grandes potencias necesitadas del vital elemento?

TROBO- El Acuífero Guaraní es una gran cuenca subterránea compartida por Uruguay, Brasil, Paraguay y Argentina. Es la segunda reserva de agua dulce del mundo, de aquí su importancia estratégica. Uruguay con los socios estudia en la actualidad su cuidado y explotación hacia el futuro, pero ello no asegura que en la actualidad se esté explotando en forma sustentable. Hay mucho por hacer para el largo plazo. Es un tema de mucha importancia.

Nosotros también, desde esta plataforma seguiremos indagando y volveremos a caminar los pasillos del Palacio de las Leyes en busca de más respuestas.


Graciela Vera

 Almería, en el sur del norte, en agosto de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

PRESENTANDO LA SECCIÓN

PRESENTANDO LA SECCIÓN

Estamos en la segunda mitad de la primera década del Siglo XXI.

Las distancias dejaron de existir. El bis a bis se transformó en la ciber conferencia. La llamada telefónica en el chat (oral o escrito) y el correo convencional en los rápidos mails.

En cinco minutos puedes escribir una carta dirigida a alguien que vive a miles de kilómetros de distancia, enviarla y recibir la respuesta.

Algo ha cambiado en el relacionamiento de las personas ¿no crees que también en el trabajo periodístico?

Yo, tú, todos podemos adentrarnos en los pasillos del Parlamento y golpear virtualmente a la puerta de nuestros representantes. Podemos subir al séptimo piso de Casa de Gobierno y anunciarnos al Presidente o reclamar la atención de los Ministros pero, siempre hay un pero... algunos responderán, ya lo hacen, con prontitud porque ya están embarcados en el bus de la modernidad... otros, -siempre en todas partes hay dinosaurios- siguen aferrados a las viejas y ya caducas costumbres y.... bueno, ¡allá ellos! se pierden llegar con su mensaje al mundo.

Yo voy a insistir golpeando las pantallas de los ordenadores en sus despachos... tú, ellos, todos veremos quienes son los que viven en el Siglo XXI y cuales son los que siguen aferrados a la primera mitad del Siglo XX.

 

Graciela Vera

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres